Blogger Template by Blogcrowds.

Cáceres y Plasencia II

Ayer, en Plasencia, dimos por finalizada nuestra colaboración veraniega con la Obra Social de la Caja Extremadura.

Lo hemos pasado muy bien... realmente bien, esperamos que las personas, grande y pequeñas, que han venido a compartir con nosotr@s estos días también los hayan disfrutado. Siempre es emocionante sentir como el publico vive las historias, tanto como nosotras mismas.

El 30 de julio, en Cáceres, era estupendo sentir el esfuerzo del publico para colaborar, escuchar sus opiniones favorables o desfavorables durante el transcurso de las historias... y escuchar sus exclamaciones cuando el final l@s sorprendía.

En la imagen, Daniela representando a Ch´ienniang en el cuento "La promesa"


Como ya comentamos, gracias a La Casa del Sol (
En Badajoz C/Fco Pizarro 10-B, 924 24 98 96) hemos podido vestir estos cuentos de solidaridad... aunque nuestros trajes no sean propiamente Chinos, sino de Camboya y Vietnam, pues han sido elaborados en los talleres de la ONGD AFESIP

AFESIP Fair Fashion -AFF- es un proyecto de generación de ingresos que ofrece a víctimas del tráfico, la prostitución u otras formas de explotación sexual una alternativa real de reintegración social mediante un proceso sostenible que garantiza su independencia económica. En nuestros talleres de Camboya y Vietnam se cosen a mano productos de alta calidad en seda y algodón siguiendo los principios del comercio justo.

Podemos compartir alguna anecdota... por ejemplo, ayer, 31 de julio, en Plasencia... ¡me pusieron bonita!... caprichosa y egoísta fue lo mejor que me dijeron, cuando representando mi papel de princesa mal educada, mande a mi ejercito a cobrar impuestos para la construcción de mi nuevo palacio. Eso quiere decir que lo hice bien ¿cierto?

Y teníamos una pequeña, que según nos contó su madre, llevaba toda la semana esperando para subir al escenario con nosotras... y subió, apresada por el dragón... y grito y palmeo, sujeta a mi mano, para ahuyentarlo.

Claro que no todo fue felicidad, pues los petardos que nos salvaban del dragón, hicieron llorar a una niña del publico.

Como nosotras hacemos esto que podríamos llamar "transici
ón al teatro" donde las niñas y los niños pueden (y deben) desordenarse y preguntar, el tiempo pasa volando. Realmente si quieren comprobar empíricamente la relatividad del tiempo, suban a un escenario.

En realidad, nuestra recomendación es que suban a un escenario porque van disfrutar, a aprender autocontrol, autoconocimiento, empatia... y van a terminar agotad@s y felices... salvo que representen "La bodas de Sangre" u otro drama intenso... donde les garantizo intensidad y agotamiento, pero quizás, si se dejan cuestionar por el drama humano, la felicidad sea menos evidente.

Aquí les dejamos unas fotografías de algunos momentos de los preparativos y de la actuación en nuestros "Cuentos Chinos"
Hanna (6 años), Macarena (9 años) y Bárbara (11 años) en su actuación como empleadas de la "Pincesa caprichosa"

0 Comments:

Post a Comment



Entrada más reciente Entrada antigua Página principal